La Casa del Guarda

Tapear o comer en pleno Monte Valonsadero

La Casa del Guarda es un restaurante en plena zona verde en el monte del Valonsadero a pocos quilómetros de Soria Capital dirección Burgos.

Amplia zona verde, con todo tipo de zonas de recreo, la Casa del guarda es un lugar de descanso y recreo no sólo para los sorianos sino para visitantes y turistas en transito por la Nacional 234.

Restaurante de campo con dos zonas claramente diferenciadas: una zona de tapeo al aire libre con una caseta donde pedir tus consumiciones (no hay servicio de mesa). Carta de raciones con una oferta muy reducida donde destaca sin dunda los torreznos y las patatas, pero también puedes degustar embutido y queso de la zona.

La zona del restaurante dispone de una amplia terraza y un comedor interior que en temporada de verano es recomendable reservar para no tener que esperar. Carta también muy reducida donde destaca el plato combinado de chorizo, lomo y huevo denominado el completo. Complementan el menú, unos primeros con la misma oferta que la opción de tapeo, mas alguna ensalada, una judías pochas, ensaladilla rusa y alguna otra opción.

De segundas destaca el completo y otras opciones de brasa (costillas de cerdo y chuletas de cordero). De postres destacan las natillas caseras. Para acompañar la comida disponen de vinos de la zona y un buen rioja como opción de vino de la casa.

Con los años han ido reduciéndose el tamaño de las raciones y incrementándose el precio, por lo que una comida completa con postre ronda los 25€ por persona. Si tu presupuesto es más ajustado opta por la opción de tapeo.

Si quieres ver algunas de mis experiencias gastronómicas en la Casa del Guarda, no te pierdas este vídeo:

Para más información visita su ubicación:

Suculent

Platos de alta cocina con ingredientes y sabores conocidos

Suculent es un restaurante al que tenia pendiente una visita desde hace bastantes años atrás, pero no se daban las circunstancias para reservar una mesa en su pequeño comedor. Y es que el Suculent lleva años en el top de los restaurantes y formando parte de la Guía Michelin y ha sobrevivido a la escabechina que ha hecho la pandemia en la restauración.

Jueves al mediodía con reserva previa en el comedor interior; disponen de alguna mesa exterior cercana a la entrada, pero por el calor y el ruido en la Rambla del Raval rechazamos la propuesta.

Disponen de carta y dos menús: el clásico (50€) y el Suculent (70€). Nos decantamos por el clásico.

Ambos menús se inician con un diminuto cóctel denominado Adonis y a continuación los sietes platos de cocina elaborada que van intercalando platillos de carne y pescado, a excepción de un plato vegetariano a base de la seta japonesa Maitake, ingrediente también presente en algún otra plato.

De los platos de pescado destacó la raya a la mantequilla negra y puré de cítricos y el ceviche de Gamba Roja. De los platos de carne destacó la costilla ibérica con Coco a su zumo thai y una excelente croqueta de pato. Devorados los siete platillos, vieron los dos postres un pastel de queso brie, vainilla y gelée de moscatel y unas excelentes fresas rellenas de chocolate blanco, yogurt y vainilla.

Aunque ofrecen maridaje con los menús degustación pedimos vino a copas en los platos (cuatro opciones disponible) para tintos y una copa de cava ( tres opciones disponibles).

Del espacio, decorado de forma retro con ornamentación de madera y libros de cocina que decoran las estanterías del comedor interior.

Servicio acorde a la calidad y profesional del restaurante que detalló los ingredientes de cada plato.

A continuación puedes ver mi experiencia gastronómicas en imágenes:

Ubicación y más información:

La Crepería

No sólo Crepes, también hamburguesas, pizzas, ensaladas y menú del día.

La Crepería es un moderno restaurante (reformado no hace mucho) ubicado cerca de la rotonda de Ainsa. La oferta gastronómica de la crepería no sólo se redice a una amplia oferta de deliciosos creps salados o dulces sino a una gran variedad de platos entre los que destacan: las pizzas, hamburguesas, ensaladas, tapas, bocadillos y hasta un económica menú del día.

Pizzas de masa fina casera con variedad de ingredientes y mezclas originales, hamburguesas de correcta materia prima y patatas casera. También degustamos una ensalada con aguacate y jamón muy bien surtida.

Dos comedores interiores recientemente remodelados con amplia distancia entre mesas. La zona de terraza es un poco estrecha y una tarde de agosto se agradecía el aire acondicionado del comedor.

Una buena elección para comer o degustar un crepe en la zona moderna de Aïnsa de camino al Pirineo.

A continuación puedes ver mi experiencia gastronómica en imágenes:

Ubicación y más información en:

Franfurt Escofet’s

¡Amplia oferta de bocadillos!

Bar Bocateria en Barbastro cerca de la estación de Autobuses. Dispone de una terraza tranquila pero con poca sombra, en dìas de verano mejor el interior con aire acondicionado.

Amplia carta de bocadillos frios y calientes, raciones de patatas, alguna tapa más y ensaladas. También dispone de un correcto menú del día. que en Barbastro escasea la oferta. Aunque no es para tirar cohetes está bien resuelto por los 15€ que vale. Poca oferta de postres. A destacar que el vino del menú és de la tierra (Somontano).

A mejorar cobrar un pequeño suplemento de las consumiciones por tomarlas en la terraza que como dije tampoco es que esté muy bien acondicionada (está en un parque).

A continuación puedes ver mi experiencia gastronómica en imágenes:

Localización y mas información en:

Bar restaurante Ordesa

Buena opción para comer a la brasa en Barbastro

El restaurante Ordesa es una brasería ubicada en Barbastro, próximo a la estación de autobuses. El comedor de localiza en la planta de arribar, donde dispone de las brasas de carbón, donde se preparan los platos de asado. En su menú del día, de los mejores calidad precio en Barbastro, se prepara la tradicional longaniza de Graus, que nunca falta como opción de segundo en su menú del día.

Abierto todos los días, menos el domingo, dispone de varios menús, donde el económico (12€) es el mas consumido por su clientela habitual (trabajadores de la zona, vecinos o familias de Barbastro). Su menú del día destaca por la variedad de carnes a la brasa de segundo (conejo, pollo, lomo, secreto, churrasco y la longaniza de Graus), todos los platos cocinados en las brasas visibles desde el comedor, Variedad también de primero, que incluyen el famoso tomate de Barbastro, así como una completa ensalada mixta. La comida se puede acompañar por un más que correcto vino joven del somontano de bodegas Bestué. De postre variedad de tartas industriales.

Comedor amplio de techos bajos, sin olor a humo pese a estar las brasas en el comedor.

Atención agradable del dueño y su família.

A continuación puedes ver mi experiencia gastronómica en imágenes:

Ubicación y más información en:

Restaurante El Salto

Amplio y correcto Restaurante con balcón al Salto de Bierge

En el famoso Salto de Bierge, una concurrida zona de baño artificial con un gran Salto de agua artificial que le da nombre. Ahora muy regulada (hay que pagar una entrada a módico precio para limitar el aforo). En la zona de aparcamiento se encuentra un albergue restaurante, denominado el Salto, con una amplia terraza y comedor interior que ofrecen raciones, platos combinados,, bocatas y un correcto menú del día también en fines de semana (15€).

Recomiendo las mesas del balcón, más tranquilas y con vistas al Salto. Gran comedor interior ideal para grupos y zona de terraza exterior a la sombra.

En horas concurridas pueden servir lentos, por falta de personal con la gran cantidad de mesas que tienen, así que no vayas con prisas o acude pronto.

Buenos platos combinados y correcto menú del día, donde destacan los segundos a al brasa (longaniza, conejo, tira o pollo acompañados de patatas. Primeros y postres con poca variedad.

No disponen de coca cola, sino Pepsi, pero variedad de cervezas, no sólo ámbar.

Más que correcto para raciones, platos combinados o un correcto menú del día, sin pretensiones o prisa en el servicio. Bastante paciente tenia el camarero más joven.

A continuación puedes ver mi experiencia gastronómica en imágenes

Ubicación y más información en:

Restaurante a Olla

Amplia oferta de platos tanto en su carta como en su menú diario que puedes degustar en una amplia terraza

A Olla es un restaurante en el pequeño pueblo de Colungo, próximo al turístico pueblo de Alquezar en la Sierra de Guara (Huesca). Amplia terraza exterior, a al sombra y un gran comedor interior hacen a este restaurante una muy buena opción para comer si estas de visita en los Cañones de Guara.

De sus cocina destacan sus carnes a la brasa, pero también platos y guisos de la zona, como las Chiretas, un embutido hecho de cordero y arroz, encurtido en la tripa del animal, muy típico de la zona del Somontano.

Disponible también un competo menú del día sobre los 15€, con muchas opciones de primeros y segundos. Raciones generosas tanto de primeros como de segundos, con alguna opción con suplemento (Chuletón o cordero a la brasa).

De postres opciones caseras, como el flan o el arroz con leche.

Comercializan un licor casero a base de orujo con muchas opciones y que te invitan a degustar con el café.

Buena atención del personal y el dueño.

A continuación puedes ver mi experiencia gastronómica en imágenes:

Localización y más información en:

La Ruta Gallega

Cocina gallega con amplia oferta de menús en laborable, fines de semana y festivos

Restaurante, que como su nombre indica, destaca por ofrecer cocina gallega en la zona centro del barrio del Clot.

Muy conocido entre la gente del barrio del Clot, pero también por familias o trabajadores de la zona, ya que dispone de varios comedores donde hacer celebraciones o cenas de empresa.

No sólo en laborable, sino también fines de semana ofrece un menú del día, que en festivo cuesta 20€ (con unos primeros a compartir), segundo a elegir, postre y bebida. En laborables o sábados el menú es más económico. También disponen de un menú con chuletón de segundo por 30€.

Correcta materia prima, donde destacaron las zamburiñas y unos excelentes mejillones a la marinera. De segundo mejor la carne (entrecot o chuletas de cabrito rebozadas) que la opción del bacalao. Postres caseros como el pudding y excelente detalle de ofrecernos un chupito acompañado de coca de fruta.

De la bebida, rioja mediocre como vino de la casa, aunque tienen bastantes otras opciones de mejor calidad. De cerveza, pese a ser un restaurante gallego, disponen de estrella, pero no la gallega, sino la catalana (Damm).

Atención correcta del propietario que estaba pendiente del servicio y de trato muy agradable. Amplia separación entre mesas en periodo de pandemia.

Amplios horarios con barra ara cócteles si la noche se alarga

Muy buena opción para comer cocina gallega o un bien menú calidad precio.

Puedes ver mi experiencia gastronómica en imágenes a continuación:

Localización y más información en:

Milo Restaurante

Destaca más su interiorismo que su comida.

Milo Restaurante, es un elegante restaurante ubicado en la calle Balmes, que tiene en la gastronomia argentina su principal especialidad.

Se inauguró hace unos años con bombo y platillo. En sus años de esplendor tuvo celebraciones y invitados ilustres.

Amplio restaurante, elegante, con varios espacios, todo decorados de forma eclética como se cita en su web.

A destacar que haya sobrevivido a la pandemia, con la inversión y mantenimiento que requiere un local como el Millo.

Un jueves por la noche acudimos con descuento del tenedor al 50%, aunque disponia de un menú de noche por unos 25€ con primeros a compartir, un segundo a elegir y postre (si bebida).

Escogimos una serie de platos para compartir, donde destacaron la empanadillas argentinas y unos criollos. De segundo la mayoría escogimos carne a la brasa: entraña, mini solomillo y alguna escalopa. Carne de calidad correcta, pero de pequeño tamaño, suponemos que por el 50% del descuento. Algunos eligieron postres, donde destacó la panacota. El precio final a menú completo sin el descuento del Tenedor, ahora The Fork, sobre los 40€

A partir de las 23:00 el local se convierte en zona de copas con 2×1.

Destaca más su interiorismo que su comida.

Ubicación y más información:

Mustafa’s Gemüse Kebap

Para probar un un Kebap diferente al habitual en las calles de Barcelona,

Con ingredientes similares, la presencia de las verduras y patatas asadas y el zumo de limón le dan un toque diferentes y mas sabroso que los tradicionales Kebaps que se sirven en Barcelona.

Me sorprendió no solo su sabor sino también lo ajustado de su precio, más barato que en Berlin, En este Kebap se sirve cerveza, como en Alemania, y tienen 5 o 6 mesas en la terraza para degustar sentado un kebap, Dürum de pollo o la versión vegetariana.

A continuación puedes ver mi experiencia gastronómica en imágenes:

Para más información y ubicación: