Archivo para septiembre 2016

Sant Pau de Carme Ruscalleda   Leave a comment

Cocina de tres estrellas que busca la combinación de materia prima del mar y la huerta del Maresme.

Segundo restaurante top 3 estrellas Michelín que tengo el placer de visitar. Como no tengo ni enchufe ni me sobra el dinero, acudí previa reserva para 4 con espera de 4 meses. De agradecer la espera, ya que me permitió llenar la hucha y no tirar de Visa.
El restaurante se ubica en el centro de Sant Pol de Mar, en una calle que calificaría de peatonal. Aparte de esquivar peatones, llegar al restaurante en coche incluye una multa por circulación restringida (sólo para vecinos). Cabe decir que ya íbamos avisados de la multa por el propio restaurante, que gestiona su anulación. Se puede ir en tren de cercanías, la estación está justo en frente del restaurante, es una buena opción si vas a comer; pero en nuestro caso fuimos a cenar.
Ya ubicados en el lugar, y tras dejar el coche en una estrecha zona de aparcamiento junto a la imagen de Sant Pablo Apóstol, que da nombre al restaurante, traspasamos la puerta, no sin antes dar un garbeo por la terraza y observar cómo ya se estaban preparando los manjares a través de una magnífica vitrina que da al jardín.
Nos recibe la relaciones públicas de origen asiático, que nos acompaña a una mesa redonda con espacio suficiente para 4. Separación correcta respecto a otra mesa cercana de dos comensales. En total unas 10/12 mesas, todas visibles en dos comedores conectados decorados de forma muy clásica. Cuadros de paisajes y otros lienzos decoran unas paredes de color rojo burdeos. Destacan las mesas con vistas al mar al fondo del comedor.
Bastante personal en sala, como es de esperar en un tres estrellas, cada uno con unas funciones concretas a realizar.
Se nos pregunta si queremos tomar algo antes de presentarnos la carta. Acudimos con la idea de disfrutar a tope, como la mayoría de los que estamos allí, así que seleccionamos el menú degustación (179€) y no prestamos mucha atención a la oferta de platos de temporada de la carta.
El menú degustación de verano estaba bautizado con el nombre de “Músicas bailables”. En total 14 platos con nombres de diferentes estilos musicales de todo el mundo.
Nos presentan la carta de vinos, y aunque descartamos la opción del maridaje, tampoco la apreciamos anunciada en la extensa carta de vinos. Mientras nos sirven agua esperamos la llegada del somelier para asesorarnos sobre el vino a seleccionar. El menú degustación presenta una mayoría de platos de frutos del mar, por lo que nos decantamos por un caldo blanco. Nos dejamos asesorar por el experto, que nos recomienda probar un blanco exótico de Nueva Zelanda.
Empieza el festival de músicas con las siguientes 14 piezas bailables:

Pop: trozos de pulpo acompañados por cebolla tierna, pimiento e higos. Se nota sobre todo el gusto de la fruta. El plato está montado sobre una salsa con toque picante y alguna flor y brote vistiendo el plato. ¡No me sorprendió!

Cha cha cha: Chalota (un bulbo con un sabor menos intenso que el ajo y más aromático y fino que la cebolla) acompañado con champiñón y salsa chardonnay. Plato con un sabor muy concentrado con una base de salsa con sabor a consomé. Se notaban los filamentos de la chalota. Lo mejor la presentación del plato.

Sevillanas: salmonete frito con olivas sevillanas y ajoblanco. Pescado con escamas fino, acompañado de concentrado de olivas y ajoblanco. Buena materia prima.

Bamba: tortita de trigo, hoja santa, gorgi (papada de cerdo), achiote (especie mejicana) y aguacate. Plato de toque mejicano consistente en un taco con el cerdo y la hoja santa, que es una planta de procedencia tropical. Presentación del plato en una piedra caliente. Excesivo sabor a aguacate.

Salsa: Textura de tomate, fresa, granadilla y tapioca. Servido en forma de sopa fría o gazpacho. Su sabor recuerda a este último pero con un toque delicioso a fresa. Sin duda el plato que más me gustó por el contraste de sabores.

Twist: langostinos, leche de tigre, manzana, cilantro y agua de mar (placton). Langostinos con la salsa del ceviche (leche de tigre), cuyo sabor tapaba el concentrado de placton y el cilantro.

Baile de gitanas: gamba con pasta fresca y olivas. En este plato sí que se apreciaba el sabor de la gamba, que venía acompañada con unos finos fetuccine de diferentes ingredientes y bañada con un sabroso “suquet” (caldo) de pescado. Me gustó sobre todo la gamba.

Rap: rape , coco, menta, albahaca, berenjena y curry rojo. Plato generoso en un excelente rape con un rebozado fino y una salsa muy exquisita. Otro de los que más me gustaron.

Sardana: “espardenyes” (pepino de mar) con calabacín y arroz. Se trata de un arroz caldoso con el pepino de mar como ingrediente principal. Típico arroz caldoso de pescado: nada en especial a excepción de probar el pepino de mar y unos brotes de guisantes tiernísimos y concentrados (lo mejor del plato).

Country: el último plato, antes de cambiar a los platos más dulces, fue un pincho de pluma ibérica acompañada de butifarra, chistorra y vegetales (“gírgolas” cebolla y calabaza) con gotas de kepchup con toque barbacoa. Plato con reminiscencias americanas, de aquí su nombre.

Siguiendo una buena tradición francesa, a continuación nos trajeron el queso “tupí” que elaboran ellos mismos con diferentes formas de presentación y acompañamiento. Se trata de un queso fuerte que maceran en aguardiente, tal y como se hace en muchos pueblos de montaña. El queso se sirve sobre una base de confitura de frutos secos que tiñe el plato formando lo más parecido a un disco de vinilo, y viene presentado con diferentes formas y acompañientos (almendra rallada, hojas de endivia). Excelente queso

Cierran el menú musical tres platos de postre, de los que destaca el primero por su sabor, textura y presentación:

Merengue: consiste en una bola de merengue sólido relleno de frutos rojos, licor Kirsch, fruta de la pasión y una planta de nombre ruibarbre, de la que nunca había oído hablar y de la que se come su tallo. Excelente el relleno del merengue, sin exceso de dulzor. Sin duda el mejor postre. Me encantó

Nihon Buyo: baile japonés, según nos explicaron. El principal ingrediente del postre son las hojas de sakura (que es un cerezo japonés) y umeboshi (ciruela japonesa encurtida). Plato presentado en forma de helado y servido en una galleta crujiente.

Rock-and-roll: el último de los postres consiste en un chocolate negro, de nombre Illanka, con el 63% de cacao en textura, que quiere decir en diferentes formas (líquida y sólida), con toques de pimienta y bourbon.

Finalizada la cena, se nos invita a continuar la velada en la terraza. Allí nos sirven el café junto a los petit fours, para los que el Sant Pau ha versionado el bestiario tradicional catalán, en esta ocasión el león formado por galletas con diferentes ingredientes, sabores y colores que dan forma al animal. Original postre de sobremesa para acabar el festín, con un detalle: si no te lo puedes acabar, te lo puedes llevar a casa desmontado y en un sobre. Fin de fiesta muy original

Tomarse el café en la terraza, si el día acompaña, permite observar cómo trabajan en cocina, aunque al final de la velada estén ya recogiendo.

Sólo he tenido el placer de visitar otro de los 8 tops restaurantes de España (3 estrellas Michelin), el Celler de Can Roca. Aunque las comparaciones son odiosas, mientras que en el Celler de Can Roca la creatividad brota en todos los platos, en Santa Pau de Carme Ruscadella predomina la combinación de materia prima, principalmente del mar y la huerta de la zona.
Conclusión : ¡Sin Duda que me quedo con la creatividad!

Anuncios

Can Chimi   Leave a comment

Cocina de mercado con toques creativos a escasos metros de la playa de Montgat

Gran descubrimiento Can Chimi (Ximi para los amigos) después de una jornada playera en Montgat. Ubicado en frente de la parada de tren de Montgat pueblo, a escasos metros de la playa, en una plaza que comparte con otro restaurante con muy buena pinta. Dispone de terraza, pero sin reserva previa fue imposible encontrar un hueco. Así que amablemente una de las camareras nos prometió mesa sobre las 14’15 en el pequeño comedor interior, apenas 5 mesas. Funciona como bar, cervecería con buena carta de tapas hasta la hora de las comidas, donde ofrece un menú del día de cocina de marcado con toques creativos, como pudimos comprobar.
Buen recibimiento, y a la hora prometida teníamos la mesa para 6 preparada con unas olivitas para acompañar la clara, mientras escogíamos los platos del menú.
Menú de fin de semana que ofrecía tres primeros y tres segundos, con posibilidad de alguna sugerencia, como la paella o el entrecot de Girona con suplemento a los 18€ del PVP del menú. También ofrecen alternativas de vinos de D0 Catalanes al vino de la casa, un más que decente Priorat “negre” (tinto).
Al ser 6 en la mesa probamos todos los platos del menú. Destacaron sin duda los canalones de espinacas con salsa gorgonzola, crujiente de frutos secos y aceite de albahaca. Plato muy creativo, y el más elaborado de la comida. Excelente elección. Las otras opciones correctas (salmorejo cordobés y ensalada tropical)
De segundo destacó sin duda el atún rojo presentado en un lecho de verduras hechas en wok. Excelente materia prima, como las otras opciones de segundo, un guiso de albóndigas con calamares y una butifarra de setas.
De postre la opción casera se redujo a un cremoso de yogur con compota.
Sin duda que un gran descubrimiento y auguro próximas visitas.

Más información en: Can Chimi

Publicado septiembre 25, 2016 por guillercastilla en menu_del_dia, Montgat, restaurantes

Etiquetado con , , , ,

El Foro   Leave a comment

Bistrot multifunción, con una amplia carta. Destacan las carnes argentinas

El foro, es un gastrobar, mezcla de restaurante argentino con Bistrot, donde se puede degustar un sinfín de platos mezclas de cocinas del mundo. Amplio surtido de carnes, no sólo de corte argentino, sino también de otros rincones del mundo, de Olot a Nebraska.
Al mediodía en laborable disponen de un completo menú del día (13€), que cambian semanalmente. Si lo que quieres es probar su carta de carnes, tienes varias opciones de platos combinados o parrilladas de diferentes tipos de asados argentinos (de los 14€ a los 18€ con postres y bebida).
Completo menú del día con aperitivo de cortesía, que en temporada veraniega acostumbra a ser gazpacho. 5 primeros y 5 segundos, con alguna opción de carne más gourmet con suplemento. De los primeros bastantes opciones made in italy, ya que en al carta hay bastantes opciones de pasta, pizza o ensalada. Correctos los risottos y ensaladas, con toques creativos. De segundo destacan las opciones carnívoras, con algún guiso y pescado a la plancha. Probé un delicioso pez espada a la parrilla con varias salsas a la “parmentiere”.
Pocas opciones de postres caseros, alguna mousse y poco más, pero amplio surtido de fruta, que en verano y después de las opciones con mucha proteína se agradece.
El menú incluye unos decentes vinos catalanes. Do Montsant (tinto) Do Terra alta (blanco)
Local amplio, de techos altos, en un edificio modernista, con decoración sencilla y unos grandes ventanales. Suelen exponer en las paredes colecciones de fotografía o pintura.
Servicio profesional y muy rápido. En sus mesas se combina clientela fija “nacional” y turista de la zona del Born.
Dispone de terraza poco ancha (final calle princesa) creo que con suplemento. Comedor en la planta baja ideal para cenas de grupo o eventos, en ocasiones con música en directo,
Buena opción para comer en el barrio del Born.

Más información y fotos en : El Foro

img_20160707_141749img_20160707_141952img_20160707_142158img_20160707_143045img_20160707_144406img_20160707_150306

Puda Can Manel   Leave a comment

Correcta Paella de marisco en esplendida terraza de la Barceloneta.

De lo mejorcito para comer una paella en el Paseo Juan de de Borbón, la principal zona de restauración de la Barceloneta. No es lo que llegó a ser, pero sigue manteniendo una cierta calidad de los productos.
Lo mejor sin duda es su terraza, aunque dispone de un amplio comedor interior decorado de forma marinera.
Jueves al mediodía, no se llenó la terraza y el comedor interior estaba vacío, por lo que interpreto que ha vivido tiempos mejores. Recuerdo hace unos años hacer cola para coger mesa en terraza.
Al mediodía dispone de un correcto menú del día por 17€, con paella de carne y marisco de segundo. Sin embargo, y si el bolsillo lo permite mejor decantarse por la paella de marisco y unas frituras de entrantes para compartir. De lo mejor de las frituras, sin duda que los calamares con un rebozado fino. Raciones justas para su precio.
Paella en su punto, con buen sabor a marisco, aunque este último de tamaño reducido. Raciones justitas, sin posibilidad de repetir.
Carta de vinos sencilla, con vinos comerciales. Alguna referencia a vinos catalanes, como un blanco de Do Alella, correcto.
Para rematar, profiteroles con chocolate de postre ante la ausencia de postres caseros.
Total del festín sobre los 35€ por persona. Precio correcto para el lugar pero no es lo que llegó a ser.

Más información en: Can Puda Manel

L´escola   Leave a comment

Sin duda lujo, creatividad y buena cocina a muy buen precio. ¡Muy buen trabajo chic@s!

Visita previa reserva a l’Escola, el restaurante donde ponen en práctica sus conocimientos los alumnos de la Escuela Superior de Hostelería de Barcelona (ESHOB).
Disponible un menú del día, que tras la experiencia considero de una relación calidad precio excepcional.
¡Ojo!: el restaurante está en la primera planta, no confundir con el Ham, el otro restaurante de L’ESHOB
Un comedor principal a la entrada, con un amplio ventanal con vistas a la Avenida Taulat. Comedor principal a la entrada con sólo 6 mesas, muy distanciadas entre ellas, y un reservado para eventos especiales.
Nada más llegar, se nota que estamos en una escuela de hostelería, personal muy joven. Todo cuidado al mínimo detalle, como un estrellado de 2 para arriba.
Sólo disponible menú degustación a un precio de 18’50 (bebidas aparte). Mientras te decides que escoger, te sorprenden con un cocktail, disponible opción para abstemios.
Menú muy amplio, con 6 primeros, 7 segundos a elegir. Sólo la opción del steak tartar con suplemento. Posibilidad de cambiar platos por intolerancias, como el gluten.
Aperitivo inicial de una gelatina con crema de nata con gusto a gamba y varios panes que elaboran ellos mismos presentados con dos tipos de aceite, arbequina y un espectacular apical. Empezamos muy bien!.
Seleccionamos los primeros, a cual mejor: excelente presentación y buena materia prima, que se repetiría en los segundos. A excepción del salmón marinado, que preparan en el mismo comedor, el resto de elaboración detallada, con mezcla de ingredientes. Excepcional en el tartar de bonito con mezclum y aroma de lima. Lástima la falta de sal en la opción de plato de pasta (pasta casera con salsa de setas).
De segundos destacaron sin duda los platos de carne, con agradecidas raciones de ternera, secreto ibérico y el lomo de cordero, este último con una excelente coca se hummus. Guarnicion muy elaborado, como la gelatina de setas que acompañaba el jarrete de ternera. La opción de pescado era unos lomos de lubina con salsa de tomillo.
De postres tres opciones elaboradas y dos clásicas (zumo de naranja y un helado d de fresa que elaboran ellos mismos). Para rematar un excelente Coulant de chocolate con helado de albahaca, rico rico y mejor que el empalagoso Claufutis de fruta.
Completa carta de vinos a precios razonables, como el resto de consumiciones. Sin duda lujo, creatividad y buena cocina a muy buen precio.
Repetiré sin duda.
¡Muy buen trabajo chic@s!

Más información y fotos en: L’escola

La Fonda del Port Olimpic   Leave a comment

Para un homenaje de productos del mar en la zona del Puerto Olímpico

Macro restaurante en el puerto olímpico de Barcelona, en la zona de restauración y ocio nocturno. Restaurante del grupo silvestre, que posee unos cuantos repartidos por la zona del puerto y la Barceloneta (salamanca, la Barca de Salamanca, etc.). Muy frecuentado por turistas, para degustar la típica paella, pero también por familias de la ciudad condal que quieren darse un buen homenaje a base de producto del mar, sobre todo en fin de semana.
Dos amplios comedores, uno interior y otro exterior cubierto, por donde una tropa de camareros no cesan de circular con Paellas, fideuas y frituras entre las casi siempre llenas mesas.
En laborable, disponen de varios menús, el más barato de 11€. Si lo que se busca es darse un homenaje, existe un completo menú (26€) , de nombre Xavi, que incluye tres primeros a compartir, entre frituras, ensaladas, o embutido y un amplio elenco de segundos, con opción de entrecot, algún pescado y crustáceo y las típicas paellas, fideuà o arroz negro.
De los primeros destacan las frituras, aunque en el caso de los chipirones estos llegaron sin limpiar. Abundantes y variadas ensaladas.
De postre únicamente la opción casera de la crema catalana. Bebidas a parte, con el precio bastante inflado. Corta y clásica carta de vinos.
Del servicio, la nota variará dependiendo del día,, ya que si los comedores están a tope puede ser caótico y los platos llegar descoordinados.
Recomendado para darse un homenaje a base de productos del mar. A evitar quien busque tranquilidad

Más información y fotos en:  La Fonda del Port Olimpic