Archivo para la categoría "paral·lel"

Restaurante chino Gràcia   Leave a comment

El chino del paralelo

Un restaurante chino de los primeros que aparecieron por Barcelona, que ha sobrevivido a la fiebre wok asiático. Macro restaurante con decoración chino de barrio y personal oriental. Carta asiática, pero también de cocina de mercado u orientada al turista que transita por el Paralelo. (paella y sangría) que transita por el Paralelo.
Con los años no ha perdido su esencia de chino de barrio: mantelería blanca impoluta, estanque con carpas centenarias, cortezas multicolor de aperitivo y el licor de lagarto o flores final, gentileza de la casa.
En una noche de teatro te saca de un apuro si cenas o comes tarde, ya que tiene cocina non stop y cierran muy tarde.

Más inforamción y fotos en: Chino Gràcia

 

Anuncios

Publicado julio 27, 2017 por guillercastilla en chino, cocina china, menu_del_dia, paral·lel, paralelo

Etiquetado con ,

Caleuche   Leave a comment

¡ La buena cocina se fue con sus fundadores !

Restaurante ubicado en el Raval, en una zona cercana al Paralelo. en mi primera visita, hace ta unos cuantos años me gustaron las pizzas que hacían en el horno de leña; de masa gorda y sus empanadas argentinas. Por lo explicado en aquellos años, cocinaban al estilo del sur de argentina.

Por lo visto y vivido en mi reciente visita han cambiado de dueños y se fue el encanto de su cocina, Siguen con su horno patagonico y el tema pizzas. Al mediodía disponen aún del menú del día (10€), con algún guiño a la cocina argentina: chorizo criollo de segundo. El resto de platos de cocina de mercado. Platos de poca elaboración y calidad justita. De todos el más completo fue la ensalada.

Tanto el bacalao a la llauna como el pollo asado, que resulto frito, demasiado secos.
No probamos postres, ya que se demoraron mucho en cocina habiendo solo un par de mesas comiendo.

Lo mejor su terraza bien ubicada y tranquila para lo que es el Raval.

No volveré a comer.

Publicado enero 22, 2017 por guillercastilla en ciutat vella, menu_del_dia, paral·lel, pizzería, restaurantes

Etiquetado con

Restaurante &Taberna japonesa Nagano   Leave a comment

Un japonés, con personal chino a buen precio en el paralelo

Situado en la zona de teatros del Paralelo, justo al lado de la sala Bars y enfrente del teatro Victoria.

Visita familiar tras sesión de teatro musical. Acudimos muy tarde, cerca de las 22:30, sin previa reserva, pero como el local es grande, no tuvimos que esperar.

La espera vino a la hora de pedir los platos, y es que el servicio estaba desbordado. Muchas cenas de grupo, así que toco esperar los platos que llegaron, a cuenta gotas, y en el caso de la tempura de verduras, llegó la de gambas, de la mesa de al lado.

Carta de platos japoneses, con opciones de menús completos y variados. No fue nuestro caso, que viendo lo tarde que era optamos por pedir platos de la carta: A destacar el yakisoba. La tempura correcta, y el plato variado de sushi y sashimi también correcto. Lo que menos nos gustó fueron unas brochetas de pollo y ternera bastante insípidas.

Precios bastante económicos, que explica la masificación de grupos.

Aunque no fue el mejor para visitarlo, le doy el aprobado.

Más información y fotos en: Restaurante &Taberna japonesa Nagano

The Good Burguer TGB Paral·lel   Leave a comment

¡Hamburguesas pequeñas!

Son Mejores que las hamburguesas de las cadenas americanas de toda la vida, sobre todo en la carne y el tipo de pan, pero no me parecieron hamburguesas gourmet y su tamaño me pareció excesivamente pequeño. Con una sola hamburguesa te quedas con hambre y eso que pedímos ración de patatas congeladas con forma rizada.

Me sorprendió gratamente las tiras de pollo, que salvaron la comida.
Disponen de cerveza Heineken y Cruzcampo glacial, esta última a buen precio. Hacen promociones algunos días de la semana en que la hamburguesa y la bebida te sale por 6€.

Local un poco extraño, supongo que seria una antigua discoteca, porque el comedor está en el sótano al que hay que bajar un par de pisos. Mesas de hierro un poco estrechas combinadas con sillas recauchutadas y estilo kitsh.

Para comer buenas hamburguesas hay sitios muchos mejores. ¡No volveré!

Más información y fotos en: The Good Burguer TGB Paral·lel

Tickets Tapas Bar   Leave a comment

¡Una gran experiencia gastronómica que hay que probar!

Meses y meses esperando poder realizar una reserva a un Tikets Bar de visita obligada. El primer problema, es sin duda su sistema de reservas mediante el portal del Tenedor, que hacía muy complicado poder realizar una reserva para un grupo de 6 en fin de semana. Finalmente, tras meses de intentos frustados, pudimos encontrar una mesa disponible para un sábado noche del mes de marzo. Posibilidad que acudir a primera hora de la tarda y ocupar alguna de las mesas anuladas.

Los meses de espera me permitió contrastar diferentes blogs sobre reseñas del Tickets bar y elaborar una lista de tapas que no quería dejar de probar.

Acudimos puntuales a la puerta del Tickets Bar, y nos ubican en una mesa lo suficientemente grande para los 6 y con una correcta separación respecto al resto de mesas . Un lujo, teniendo en cuenta que más de la mitad de los clientes acaban sentados en algunas de las numerosas barras o mesas compartidas distribuidas sin orden por el local. La primera impresión es que más que un restaurante, es sin duda un bar o taberna: ruido y sobre todo mucha circulación de clientes y personal del restaurante.

Poco tardan en traernos la carta y recomendarnos la opción degustación sorpresa: a partir de de nuestros gustos nos irían sacando tapas. Al final optamos por empezar por pedir las tapas que nos habían recomendado y valorar, según el hambre, si pasar a los postres. Renunciamos a pedir alguna de las ostras creativas y centrarnos en la carta de tapas y snaks.

Como acompañante de las tapas un correcto Camins del Priorat, que a su vez era de los vinos más económicos de la carta (26€ botella). Correcto su importe final, si su precio en bodega ronda los 15€.

Empezamos la experiencia probando las alabadas olivas explosivas made in El bulli, que sirven en unos cucharones impregnados en el propio aceite de la variedad de la oliva a catar. Dos variedades: la Verdial y la Godal, ésta última adobada.

Seguimos con unos Miniaribags de queso, un pequeño canapé relleno de un queso bastante ligero, donde sólo destacaba el sabor de la lámina del queso que lo cubría y en menor medida la trufa rallada que le daba color. Al primer canapé, le siguió una mini chapata de anguila ahumada, Una tapa de excelente sabor de las que te hubieras comido un par de ellas más . Tras la anguila, toco el turno a la milhojas de atún en tartar. Se trataba de un sabroso atún marinado sobre una finas láminas de la alga nari y acompañada con un cereal; creo que era quínoa. Excelente combinación, que junto a la mini chapata de anguila fueron unos de los platos que más gustaron.

Como la cosa iba de minibocadillos, el siguiente fue un mollete relleno de papada, acompañado por un trozo de panceta. Plato que sirvieron caliente, donde la papada consistía en una lámina de carne acompañada por un trozo de panceta. Destacaba el sabor de la panceta junto al queso fundido sin poder distinguir el sabor de la papada.
Los siguientes dos platos, fueron dos tapas: unas alcachofas con trufa, que a diferencia del miniairbag de queso, si que se notaba la presencia de la trufa. Y por último, la tapa denominada las dos secuencias del pollo con su consomé. Éste último, uno de los platos más llamativos por su presentación: ya que el pollo se presenta en un pincho de rama de canela junto a un picatoste de pan tostado, junto al acompañamiento de un consomé de hiervas. Curiosa y llamativa la presentación del plato, donde el pollo era lo que menos destacaba.

Tras la degustación de 8 tapas, decidimos pasar a los postres, así que sin solicitarlo, me nos acompañan al espacio dulce del local. Imaginamos que habíamos pasado el límite horario de la mesa, así que si queríamos ampliar la velada había que pasar por el espacio de los postres. Todo un acierto, la propuesta, por la tranquilidad del comedor: apenas 6 mesas, con mucha privacidad y poco ruido. Las grandes fresas del techo y los videos que reproducen la película original de Charlie y la fábrica de chocolate dan un ambiente dulce al comedor. Nos presentan una carta de postres, con unos 10 opciones, donde por suerte tuvimos la ayuda del jefe de cocina Fran Agudo, que nos recomendó cinco de los postres.
Empezamos por compartir uno de los postres estrellas: la gran bola de coco y frutas de la pasión montada con nitrógeno. Una vez rota se trataba de ir cogiendo rápidamente un pedazo y introducirla en la boca antes que se deshiciera. Seguimos con un par de pancakes con masa masa de barquillo caramelizada, espuma de yogurt, jarabe de Arce y compota de arándanos. Quedamos cortas al pedir sólo dos unidades, así que del crocanti pedimos doble ración para que tocara a un trozo por cabeza. Textura suave al del crocanti, con un helado de mandarina estilo golosina. El siguiente fue un cornete cupcake de zanahoria presentado en una maceta rellenada de galleta de chocolate. Acabamos la degustación dulce con unos churros con chocolate, donde los churros estaban hechos de dulce merengue sólido, con un excelente chocolate a la piedra muy especiado.
Casi 4 horas de experiencia gastronómica, donde probamos autenticas tapas creativas, algunas de excelente sabor y presentación. Una grata sorpresa fue el apartado de postres que vale la pena de degustar en la zona acondicionada para ello.

Servicio correcto, aunque en ocasiones atabalado por el ir y venir de clientes y platos. El precio final de la experiencia gastronómica no llegó a 70€ por cabeza, cuyo precio me pareció más que correcto.

Más información y fotos en Tickets

atun

IMG_20150307_213249

Publicado julio 12, 2015 por guillercastilla en 22@, argentino, paral·lel, tapas, ti, tickets

Etiquetado con , , ,